Search
  • Francisco Alarcón

Sobre el DT de la Tri:

Updated: Aug 12

Mucho se ha hablado de qué necesita la selección. Desde mi punto de vista, creo que se están haciendo las preguntas incorrectas. Escucho a periodistas criticar (con razón) la falta de coherencia entre los nombres que suenan. El problema que hay aquí no es la crítica en sí. El problema es la base de la crítica.


Se escucha mencionar todo el tiempo que hay incoherencia porque hay entrenadores "ofensivos", "defensivos", y "equilibrados". Más allá de que dividir el juego en estos tres paradigmas es una forma caduca de ver el fútbol, se trata de gustos y de percepción, y al entrenador de una selección nunca se lo debe contratar en base a gustos, ya que no lo puedes proveer de jugadores para amoldarse a estos. No. Al seleccionador se lo debe contratar en base a qué modelo de juego (que no estilo, ni idea ni sistema o esquema, dar click aquí para entender más sobre qué es), o principios y subprincipios del mismo, pueden potenciar a sus mejores jugadores y ocultar sus puntos débiles.


¿Quiénes son, hoy por hoy, los mejores jugadores de Ecuador? Vamos línea por línea:

  • Defensa: Pervis Estupiñán, Luis Fernando León, Pedro Pablo Velasco.

  • Mediocampo: Jhegson Méndez, Luis Antonio Valencia, Alan Franco.

  • Delantera: Miller Bolaños, Gonzalo Plata, Michael Estrada (excluyo a Felipe Caicedo por su decisión de retirarse de la selección).

Lo primero evidente, viendo esto, es que un juego de posición (click aquí para su definición) queda descartado, y por ende se descarta a Miguel Ángel Ramírez (para mí el mejor entrenador que ha pasado por el país). Esto, debido a que las características de los volantes, y de los delanteros, es más de bajar a pedir la pelota al pie o de atacar el vacío, que ocupar una posición para fijar rivales, o guardar las posiciones a distintas alturas que debe haber en el campo para que este modelo funcione. Pero hablemos mejor de los principios y subprincipios en distintos momentos y fases del juego que sí potenciarían estas características.

Salida:


El comportamiento de Ecuador en salida, para potenciar sus mejores jugadores, será el buscar una salida lavolpiana. Tiene a los centrales (León, Arboleda) y al pivote (Méndez, Moisés Caicedo) e interiores (Valencia, Noboa, Franco, Orejuela, Intriago) para llevarla a cabo, pero además de eso no tiene los delanteros para jugar en largo y buscar la segunda pelota. Ahora, sí tiene los jugadores (Estrada, Plata, Estupiñán, Velasco) para buscar el balón largo al vacío, pero para esto es necesario atraer al rival para generar espacios a sus espaldas. La salida lavolpiana también es importante para alcanzar este objetivo frente a rivales que presionan alto, ya que los atrae, y genera espacios a sus espaldas.

Ataque organizado:


Como mencionamos anteriormente, el mayor fuerte de Ecuador radica en jugadores que pueden buscar desmarques hacia el espacio. Pero el espacio hay que crearlo. Y se lo crea generando atracciones mediante el balón. Por esto, será importante un juego combinativo a alto ritmo, con mucha rotación posicional, para sacar a los rivales de sus posiciones, y lograr filtrar balones hacia los jugadores potentes. La rotación posicional no va a ser difícil de alcanzar, ya que como mencionamos anteriormente, los jugadores de Ecuador están acostumbrados a moverse mucho buscando el balón. Además de poseer gente con gran capacidad para atacar el espacio, Ecuador tiene grandes lanzadores y filtradores, con lo cual este ataque funcional que propongo se torna ideal.

Defensa organizada y transiciones:


La altura a la que se pare la defensa variará dependiendo, casi con cualquier entrenador, de si se juega en la altura de Quito o de visita. Para estos propósitos eliminaremos este factor para hacerlo más simple, pero también porque Ecuador no saca las ventajas físicas que solía sacar en la altura.


Tomando esto en cuenta, queda claro que, por el tiempo que toma aceitarla y que en una selección no se tiene, por las características y en ciertos casos la edad de los jugadores del medio, la presión alta queda descartada. Por los errores individuales que Ecuador viene cometiendo en la última línea, y por la falta de jugadores prolíficos en el juego áereo, replegar también se descarta (como constante, está claro que hay contextos en los que hay que replegar). ¿Qué queda? Presionar al que tiene la pelota en zona 1, para evitar que el balón largo haga daño, y dirigir el pase hacia la banda. Una vez que el balón llega a zona 2 (pasa 3/4s de cancha) sobre la banda, ahí sí, presionar en bloque en esa dirección.


Esta forma de defender se presenta como ideal, por las características de los volantes que en su zona son muy intensos, pero por lo mencionado anteriormente no son de grandes recorridos. Pero además, es la forma ideal de defender tomando en cuenta la forma ideal de atacar de Ecuador: con espacios. Al presionar en esta zona, puede generar superioridad en el último tercio de la cancha cuando recupera el balón, y aprovechar la velocidad y la capacidad de atacar el espacio de sus jugadores.


Esto en cuanto a las transiciones ofensivas. En transiciones defensivas, dependerá de dónde se da la perdida de balón. Si la pérdida es cerca de donde Ecuador juntó gente para mover el balón, deberá presionar inmediatamente, ya que va a haber mucha gente alrededor, y habrá descuidado otros sectores, con lo cual el balón no puede salir de ahí.

Esquemas:

El esquema ideal, en mi opinión, para llevar a cabo todo lo mencionado anteriormente, sería un 5-3-2 o un 5-2-3. Este esquema permite entregarle la banda a los carrileros (Estupiñán y Velasco). También, en un esquema de dos puntas, permitiría entregarle todo el frente de ataque a Gonzalo Plata o a Miller Bolaños, y en el caso de 3 puntas, a que se lo repartan ambos. Los volantes tendrán facilidad para adelantarse y rotar posiciones, incluso con los de arriba, ya que Ecuador quedaría bien resguardado en la zona defensiva con los 3 defensas. En cuanto a la defensa organizada, es ideal para presionar en zona 2, ya que permite a un carrilero presionar en cuanto el balón llega a la banda, y al otro corregir y bascular, formando así una línea de 4 volcada más hacia el lado donde salió el carrilero, cerrando los espacios de ese lado.


Con el balón, las mismas bondades tendría un 4-3-3. Sin embargo, si se le entrega la banda a los laterales (para que Miller Bolaños y Gonzalo Plata se repartan los carriles interiores), y se le da a los volantes las facilidades mencionadas en el párrafo anterior, va a sufrir mucho en transiciones defensivas. Además, en defensa organizada, tendrían más responsabilidades defensivas los atacantes por fuera, ya que ellos deberán ser los primeros que salten para la presión. Y este no es precisamente su fuerte.


También existe la posibilidad de usar un 4-2-3-1. Sería similar a un 4-3-3, la variación llegaría dependiendo de quién se suma a la línea de atrás del punta. Si es un extremo a pierna natural (Ibarra, por ejemplo) se podría usar a un lateral por dentro para juntarse a tocar en el medio, adelantar a uno de los volantes y entregarle la banda al extremo. Si es otro que se sienta más cómodo jugando por dentro, funcionaría más parecido a lo que es el 4-3-3 que propusimos, entregándole la banda a los laterales, pero con los dos volantes quedando más cerca de la defensa. Aquí, otra vez, sería peligroso para las transiciones defensivas, y en defensa organizada se le entregaría responsabilidades a jugadores que no están acostumbrados a llevarlas a cabo.

Candidatos:

Es difícil proponer candidatos sin conocer en profundidad y en detalle la situación económica de la FEF, pero voy a intentar hacerlo pensando tal vez en nombres complicados pero no imposibles, teniendo en cuenta lo que se le pagaba a Cruyff. Con todo lo mencionado a lo largo de este artículo, tengo tres candidatos en mente: Guillermo Almada, Jorge Sampaoli, Javi Calleja. Ninguno encaja perfectamente con todo lo que hablo aquí, pero creo que son los que mejor encajan. Veamos uno por uno.


Almada tal vez es la opción más "terrenal" desde lo económico. La forma de comportarse en defensa organizada es distinta, ya que presenta una presión asfixiante por todo el terreno de juego. Con pelota, sin embargo, encaja casi que perfectamente con todo lo mencionado aquí. Su Barcelona funcionaba con balón casi que exactamente cómo funcionaría lo que he descrito aquí con un 4-2-3-1.


Sampaoli no encaja exactamente con nada de lo aquí mencionado, pero sí tiene algunas similitudes. Su manera de atacar se ha vuelto, desde su experiencia en Chile, cada vez más posicional y menos funcional. Sin embargo, lo directo que puede ser en ciertos contextos puede ser ideal para nuestros jugadores, además de lo prolíficos que son sus equipos en transiciones ofensivas. Sin balón, lo hemos visto hacer lo aquí mencionado, o, como hablábamos con Almada, presionar por todo el terreno.


Calleja fue despedido en el Villarreal a pesar de haberlo metido en Europa con un rendimiento excepcional post-parón (daría la sensación que ya todo estaba acordado pre-pandemia con Emery para que sea el nuevo entrenador). Es cierto, también, que sí prefiere un juego de posición. Sin embargo, con espacio para atacar su Villarreal era imparable en transiciones ofensivas, y el ataque posicional no era tan estricto, se permitía mucha rotación. Sin pelota, lo hemos visto variar mucho, haciendo en ocasiones, cosas como las ya mencionadas aquí. Si bien desde el atractivo para el entrenador, es la opción más irreal, no duele en nada llamar a preguntar.







229 views
  • Facebook
  • Twitter
  • Spotify
  • Apple Music

© 2023 by El Falso 9. Proudly created with Wix.com

  • YouTube
  • Instagram